Apuestas, polémica y éxito azzurro

Italia cuenta con antecedentes positivos deportivamente

Italia fue Campeona del Mundo en 2006 con unas condiciones similares
Italia fue Campeona del Mundo en 2006 con unas condiciones similares

Dicen que de los errores se aprende. Cometer errores es de seres humanos y muy seguramente se aprendan a llevar de otra forma para intentar evitar situaciones que puedan afectar al rendimiento propio. Al menos es lo que se presupone, pero también la palabrería popular afirma que el "hombre es el único ser vivo que es capaz de tropezar dos veces con la misma piedra".

Pese a las frases hechas, pese a que sí es cierto que de los errores se suele aprender, en el mundo del fútbol existe un caso que sigue creciendo negativamente, que sigue cayendo en el mismo fallo.

A tan solo unos días de que eche a rodar la EURO 2012 ha explotado un nuevo caso de fraude en el fútbol italiano. Una vez más numerosos jugadores del Calcio se ven inmersos en una estafa por haber realizado apuestas en encuentros de fútbol, una situación totalmente prohibida entre profesionales del fútbol, ya que se trata de manipular encuentros directamente para obtener ciertos resultados y así ganar dinero a costa de ello.

Un escándalo que ha desatado un gran revuelo en el país transalpino y que ha precipitado que Criscito, jugador del Zenit St Peterburgo (uno de los imputados en el fraude) se haya visto obligado a abandonar la concentración de la Selección Italiana de Fútbol y, por lo tanto, no disputará la EURO 2012 con el combinado azzurro. Caso idéntico al de Leonardo Bonucci, defensa de la Juventus de Turín, quien ha sido acusado por la Fiscalía Italiana de pertenecer a la trama, situación que no le privó de ser convocado por Cesare Prandelli, conociendo éste su acusación.

Sin embargo, la bomba mediática podría ser todavía mayor, ya que Gianluigi Buffon, uno de los mejores porteros del Mundo, toda una institución tanto en su club Juventus de Turín como con la Selección Italiana y capitán del combinado azzurro, ha sido el tercer convocado para la máxima competición continental a nivel de naciones en verse implicado.

El alcance de la situación parece grave, y lo más negativo de todo es que no es la primera vez que ocurre. Ante una gran cita, nuevamente, Italia vuelve a verse inmersa en una grave situación. Ya ocurrió antes de los Mundiales de 1982 en España y en Alemania 2006, lo que presenta a Italia como un país y un combinado reincidente, preocupantemente reincidente.

Daniele De Rossi, centrocampista de la Roma, ha afirmado recientemente, tras el escándalo, que "es peor que en 2006", lo que puede servir para hacerse una idea de la magnitud de la situación y que, quien sabe, puede afectar al rendimiento azurro en la Eurocopa 2012 en Polonia y Ucrania.

Sin embargo, una situación tan trágica, tan preocupantemente negativa, a posteriori obtiene resultados positivos. Así ocurrió en España 1982 y Alemania 2006 como se ha comentado anteriormente. Escándalos exactos, con la misma temática, que no hicieron que se tambaleara el proyecto italiano en una gran cita, ya que en ambos casos salieron Campeones, lograron alzar los respectivos títulos.

Una situación trágica, que hundiría a cualquier persona, a cualquier jugador y en líneas generales a un combinado que aspira a ganar un título. Pero no. Futbolísticamente Italia está hecha de otra pasta, nunca mejor dicho. Un combinado históricamente ganador, que sabe lo que es tocar la gloria con sus propias manos, y ese gen ganador le permite estar por encima de cualquier barrera, de cualquier situación negativa.

Ahora toca hacer frente a la peor de las tormentas en Alta Mar, pero Italia volverá, al menos intentará, a plantar cara al problema. Teniendo en cuenta los resultados logrados en anteriores experiencias similares en Italia, dentro de la preocupación existente que deben sentir, deben ser conscientes que ya conocen cómo salir adelante, cómo plantar cara a los problemas.

Más tarde llegarán las sanciones, tanto a nivel de jugadores como de clubes, pero dentro del caos que se vive tanto en el país como en la propia concentración, conocedores de que son uno de los focos de atención morbosa en la EURO 2012, deben ser conscientes de que tienen un reto deportivo importante por delante y deben ser conscientes de que deben estar concentrados al cien por cien en busca de seguir engordando esa 'curiosa' estadística que ya ocurrió en los mundiales disputados en 1982 y 2006.

¿No hay dos sin tres?

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter