Eurocopa 2012: Crónica del España-Portugal

Los españoles ganaron en la tanda de penaltis

Iniesta en el España-Portugal de la Eurocopa 2012
Iniesta en el España-Portugal de la Eurocopa 2012

España venció a Portugal en la tanda de penaltis durante la primera semifinal de la Eurocopa 2012 y, de este modo, logra una plaza en la final del torneo, donde se enfrentará al ganador del Alemania-Italia. El penalti lanzado por Cesc Fábregas y el fallo de Bruno Alves dejan a la Selección española a un paso de revalidad el título de campeón de Europa.

Vicente Del Bosque ha repetido por activa y por pasiva durante toda la Eurocopa 2012 que España no renunciaría a su estilo independiente del rival que tuviera enfrente y se mantedría siempre fiel a su filosofía. Sin embargo, el seleccionador se traicionó a sí mismo y sorprendió alineando como titular a Álvaro Negredo para que combatiera con los dos centrales de Portugal. Ni Cesc Fábregas, ni falso nueve, ni Fernando Torres, Del Bosque apostó por un nueve puro, de los clásicos, sacrificando toque para aportar músculo y brega.

España no se encontró cómoda dentro de ese nuevo traje y le costó asentarse sobre el terreno de juego. La insistente presión realizada por los jugadores portugueses y la ausencia del hombre extra para la asociación, que interpretó Cesc Fábregas contra Italia y Francia, provocaron que la Selección perdiera muchos balones en la circulación y, por lo tanto, no pudiera desplegar su juego habitual. Portugal, que se encontraba más fresca físicamente después de disfrutar de dos días más de descanso, llevó el partido a su terrenoy se mostró más entera que la campeona del mundo.

Tras el descanso, Del Bosque intentó corregir la mala dinámica del partido recuperando sus hasta ahora inquebrantables valores. Retiro al nueve puro para dar entrada al falso nuevo. O lo que es lo mismo, Cesc Fábregas entró por Álvaro Negredo. Jesús Navas, por su parte, ocupó el sitio de David Silva. La entrada del centrocampista del Barcelona dio más posesión del balón a España y con sus desmarques, descolgándose y apareciendo por ambas bandas provocó que la Selección se convirtiera, por primera vez, en la dueña del partido. Navas, sin embargo, no tuvo el efecto esperado.

Fueron los mejores minutos de España, que se sentía cada vez más cómoda y empezaba a tocar cerca del área portuguesa, aunque sin llegar a protagonizar ocasiones claras. Portugal, por su parte, salía a la contra con gran velocidad y llegó a inquietar a los españoles con un par de estocadas de Cristiano Ronaldo. La próximidad del minuto 90 y el cansancio acumulado provocó que los dos equipos firmaran un pacto de no agresión durante los minutos finales, abriendo la puerta a la prórroga.

Las fuerzas escaseaban en el bando español y todo hacía pensar que le pasaría factura a España en la prórroga, pero no fue asi. De hecho, sucedió todo lo contrario. La Selección salió a por todas desde el primer minuto del tiempo extra y arrolló a Portugal. España pasó por encima de los portugueses y llegó a rozar el gol con un peligrosísimo remate de Andrés Iniesta tras una sensacional jugada individual de Jordi Alba. La segunda mitad de la prórroga siguió el mismo guión. España mandó, pero no marcó. Y, por lo tanto, la primera plaza para la final se decidiría en la tanda de penaltis. Ahí estuvo más acertada la selección española y Cesc Fábregas firmó el lanzamiento decisivo para llevar a España a la final.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter