Eurocopa 2012: Crónica del Rusia - República Checa

Los rusos fueron más efectivos en las áreas

Rusia gana a la República Checa
Rusia gana a la República Checa

La primera victoria de esta Eurocopa 2012 ha sido por todo lo alto. Cuatro goles ha anotado Rusia sin sucumbir ante la carta de presentación checa que llegaba a través de tres oportunidades consecutivas de anotar que tuvieron. No se había cumplido el primer cuarto de hora cuando Dzagoeb ya había marcado el primero, entrando desde atrás para rematar a puerta un balón de Kerzhakov había mandado al poste. Sin prácticamente tiempo a reponerse, Shirokov ya estaba celebrando que había entrado el segundo. Sin que la República Checa hubiera cometido grandes errores veía cómo su rival ya había logrado fabricar dos que podrían convertirse en muchos más. Como sucediera en la pasada edición de la Eurocopa, Arshavin se convirtió en uno de los jugadores claves para su selección. Los checos trataban de reponerse como podían de los dos goles encajados. No querían dar por perdido el encuentro y tanto Rocicky como Plasil o Jirácek veían cómo sus buenas ideas no llegaban a finalizar debido a que Baros continua alejado de su mejor versión.

Tras el descanso continuaron las imprecisiones de la República Checa que era consciente de cómo el tiempo transcurría sin poder ponerle remedio. En el momento más oportuno, Plasil elaboró un magnífico pase que caería en las botas de Pilar para que éste acortara distancias. Lo ganado del centro del campo hacia delante era perdido torpemente por su defensa que era incapaz de frenar las fallidas embestidas de Kerzhakov. La solución, la mejor y más efectiva, fue sacar al campo a Pavlyuchenko. Al igual que hiciera Salpingidis con Grecia, el ruso revolucionó a su equipo haciendo posible la goleada. Primero con un pase a Dzagoeb para que hiciera realidad el tercero y posteriormente protagonizando una jugada magistral que finalizó con un derechazo directo a la red. El 4-1 era una realidad y Rusia obtenía una holgada victoria que los posiciona a la cabeza del grupo A.

Conocedores del empate entre Polonia y Grecia, era imprescindible aprovechar la oportunidad brindada para sumar tres puntos que acercara a Rusia a la primera plaza. Por su juego desplegado y el talento de sus jugadores puede convertirse cuatro años después en la sorpresa del torneo. Su principal debilidad procede de la irregularidad en los partidos fruto de los altibajos de sus figuras de primer nivel. Tanto Arshavin como Pavlyuchenko están llamados a ejercer de faro de los suyos. Dependerá de ellos mismos y de su estado de forma, que puedan desempeñar tal función con el éxito esperado. No puede decir lo mismo la República Checa que ya ocupa la última plaza sin puntuar. Quizás ante las otras selecciones pueda presentar una imagen más acorde con el nivel esperado. Para ello será vital que aunque sean escasas, las opciones de llegar al área contraria y marcar deben transformarse en un plus de seguridad. La segunda jornada podrá decidir el destino que les espera a unas y otras, pero que en este caso, Rusia, ha querido decidirlo ella misma dando un paso al frente para llegar a liderar el grupo A cuando se produzcan los tres encuentros.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter