Eurocopa 2012: Crónica del Inglaterra - Suecia

Los ingleses vencieron por 3-2 en un partido loco

Inglaterra-Suecia
Inglaterra-Suecia

Partido malo, loco, rozando lo surrealista, emocionante y descontrolado en su segunda parte. Inglaterra no podía especular, debía ir a por el partido y no le valía jugar a la contra. Consciente de eso, Roy Hodgson sacó un 4-4-2 definido con Carroll y Welbeck arriba, Young-Milner en bandas y Parker-Gerrard como ejes en la medular. Los ingleses simplificaron mucho su fútbol usando a Gerrard como lanzadera y a Carroll como ariete. Así llegó el gol (cabezazo espectacular de Carroll min.23) que daba la ventaja al equipo de Hodgson al descanso. Hamrén hizo cambios en Suecia, se cargó a Lustig, Toivonen y Rosenberg y metió a Jonas Olsson (Granqvist lateral derecho), el veterano machaca Svensson (35) y a Elmander, dejando a Ibra por detrás del delantero del Galatasaray.

El partido enloqueció en el segundo acto. Suecia era consciente que con la derrota quedaba eliminada y se fue arriba a buscar el partido con corazón y fe. Más con empuje y acumulación que con calidad. Fruto de ese empuje y esa fe, los escandinavos remontaron merced al protagonista menos esperado, Olof Mellberg. El veterano y curtido defensor de 34 años, profesional desde 1996, se marcó un exceso sin parangón anotando dos goles en diez minutos (si bien el primero la UEFA lo atribuye a Glenn Johnson en propia meta) que llevaron a Suecia al éxtasis y a verse con un pie en cuartos de final.

La alegría duró poco para los de Hamrén, un zapatazo de Theo Walcott, si de Walcott, y un taconazo imposible de Welbeck, golazo descomunal, cambiaron el signo del partido, rescataron a una Inglaterra que parecía tocada y aturdida y hundieron a los suecos aniquilando sus opciones de clasificación.

Fue un partido intenso, con alternativas en el marcador, con emoción. Un partido muy de los 80, con mucho juego directo buscando a Ibrahimovic/Elmander y Carroll, con poca calidad en las transiciones y escaso juego en el medio del campo. Doblete paranormal de Mellberg y dos zarpazos ingleses de calidad que parecían sacados de otro partido.

Primera victoria de Inglaterra ante Suecia desde 1968. Suecia queda apeada tras no sumar ningún punto en dos partidos, aunque en ambos encuentros llegó a estar por delante en el marcador. Inglaterra sigue creciendo anímicamente y los resultados la sustentan, aunque sus carencias en el juego son evidentes. Ante Ucrania, y ya con Rooney, se juega el billete a cuartos de final.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter