Eurocopa 2012: Crónica del Polonia-República Checa

Los polacos caen eliminados tras perder por 0-1

República Checa elimina a Polonia
República Checa elimina a Polonia

La República Checa se ha clasificado para los cuartos de final de la Eurocopa 2012 tras ganar a Polonia en el último partido de la fase de grupos del A. De esta forma, se le acaba el sueño de permanecer una jornada más en el torneo que acoge junto a Ucrania.

Tal y como comenzaba el encuentro parecía que Polonia sería la que se llevaría el partido con facilidad. Desde el primer instante estuvo centrada y con la mente puesta en la consecución de su objetivo. Sin que la República Checa pudiera hacer otra cosa que esquivar las embestidas polacas, aguantaba como podía gracias a las intervenciones de Cech o a la mala puntería de los disparos de su rival. Obraniak, Blaszczykowski, Lewandowski y Polanski se sucedían en los intentos de realizar la jugada que acabase en gol pero todas finalizaban de la misma forma, sin fortuna. Los minutos iban transcurriendo mientras se acercaba el descanso. Los polacos merecían haber estrenado el marcador ante el combinado checo que, sin Rosicky, en el césped dejaron que la anfitriona se desgastase.

La República Checa no ejerció excesiva presión en la primera mitad y echaba de menos a su lesionado capitán, tan solo en los últimos cinco minutos para tratar de anotar el gol psicológico que mata al rival que ha gozado de la mayoría de ocasiones y que no puede remontar antes del descanso. Además, los checos confiaban en la victoria rusa que les permitía finalizar con un empate para pasar a la siguiente ronda. Durante el descanso descubrieron que había sido Grecia, gracias a Karagounis, la que había anotado el gol que les obligaba a ellos a tener que ganar para seguir vivos en la Eurocopa.

Con la segunda parte en marcha se fue borrando Polonia del partido, ya que éstos parecían haber dejado en el vestuario todo el potencial que habían desplegado durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Por el contrario, los checos se esforzaban en llegar una y otra vez. Una falta de Plasil por la banda izquierda y rematada por Sivok fue directo a las manos de Tyton. Así hasta que a falta de veinte minutos para el final y en una combinación entre Baros y Jirácek, éste último logró que el balón entrara entre los tres palos. La reacción polaca no se hizo esperar y, con el impulso de los gritos de los aficionados de la grada, no desfallecieron en su esfuerzo por eliminar la distancia. Para ello, las líneas se adelantaron y regresó el peligro que instauraron en la primera parte. Sin embargo, en cada jugada tenían que lidiar con el tiempo que se les acababa y con las interrupciones que los checos alargaban para perder minutos acercándose al final.

Polonia tuvo la última ocasión del partido, una jugada rocambolesca que pudo haber seguido disputándose si el árbitro no hubiera pitado el final cuando el balón rondaba por el borde del área checa. De esta forma se ponía fin al periplo polaco por su Eurocopa. Un castigo excesivo viendo su juego y su trabajo. La cara opuesta de la moneda gozaba de la felicidad del equipo que se clasifica para la siguiente ronda. Tanto Grecia como la República Checa serán las representantes del grupo A en los cuartos de final.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter