Eurocopa 2012: Previa del República Checa - Polonia

Los anfitriones no se quieren despedir de 'su' torneo

La República Checa celebra un gol contra Grecia
La República Checa celebra un gol contra Grecia

Polonia y la República Checa quieren estar en cuartos de final de la Eurocopa 2012. De manera especial lo vive la anfitriona, que no quiere ver cómo desaparece este espejismo que le ha proporcionado dos empates ante Grecia y Rusia. Con el segundo se ha dado pie a mantener la ilusión. Frenar a una selección que llegaba pletórica tras un debut con marcador abultado a favor no resultó fácil, pero ellos supieron como mermar el aspecto ofensivo para que el marcador no se disparase en contra.

Para Polonia, su mayor punto fuerte sigue siendo Robert Lewandowski. El jugador del Dortmund continua siendo el referente del equipo en cuanto a ataques o jugadas de peligro se refiere. No todo su esfuerzo se traduce en goles puesto que solo ha conseguido anotar uno, el del partido inaugural, sino que su presencia cerca del área provoca la reactivación de los defensas, su marcaje y que otros puedan encontrarse libres para poder ejecutar la acción de manera favorable.

A principios del torneo, Polonia aterrizaba con dos grandes virtudes. Una era Lewandowski, la otra Wojciech Szczesny. Sin embargo, éste último fue expulsado en el primer encuentro y se perdió el segundo por la consecuente sanción. La excelente actuación de Tyton bajo palos pone en dudas a Smuda quien se plantea continuar con él después del gran partido ante Rusia.

La República Checa está tratando de recuperar su rumbo y el nivel que no hace muchos años tenía. Necesita también sumar tres puntos para dar un paso adelante en esa búsqueda. Ser una de las integrantes del selecto club de las ocho mejores selecciones de Europa es un goloso caramelo que no quieren desaprovechar. Además, llegan envueltos de un halo de optimismo tras vencer a Grecia en el segundo partido de la Eurocopa. Sus cartas tienen un nombre propio. Thomas Rosicky fue el motor de los dos goles que lograron hacerle a los griegos. Una vez más, bajo palos, Cech tratará de convertirse en el salvador de su equipo evitando encajar goles que no sean capaces de remontar.

La última jornada está al rojo vivo en el grupo A ya que cualquiera de las cuatro selecciones puede ser la que se mantenga a salvo gracias a mínimos detalles que condenan o dan vida. Aunque las estadísticas no hablan bien de la República Checa en los enfrentamientos ante Polonia, lo cierto es que se puede decir que llegan al partido decisivo compartiendo nivel y algunas similitudes. Ambas poseen jugadores que llevan el peso del juego y del vestuario y con una trayectoria en la Eurocopa que sugiere que van de menos a más. Sin embargo, puede que tengan que abandonar esta edición del torneo antes de lo deseado.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter