Inglaterra, el barco sin patrón

La salida de Capello cambia el futuro de Inglaterra

Inglaterra-España. Foto: lainformacion.com
Inglaterra-España. Foto: lainformacion.com

El famoso 'efecto mariposa' explica que el aleteo de una mariposa en un extremo del mundo puede provocar un huracán en el otro. Vamos, lo que viene a traducirse en un lenguaje occidental en que el más mínimo cambio puede tener efectos mayúsculos. Esta teoría ha alimentado cientos de argumentos de películas de ciencia ficción, especialmente en las que se viaje en el tiempo. Cualquier variación en el pasado tiene consecuencias en el pasado. Algo así sucede en la selección inglesa, aunque con una relación causa-efecto más directa. Fabio Capello presentó su dimisión como seleccionador de Inglaterra, lo que tiene un efecto inmediato en el futuro de Inglaterra, aunque no así en las cuotas a campeón de la Eurocopa 2012

William Hill continúa viendo a los Pross como la cuarta selección con más opciones de proclamarse campeona del Viejo Continente en Polonia y Ucrania a partir del próximo 8 de junio. Inglaterra es la cuarta favorita según las cotizaciones de esta casa de apuestas, siendo superada únicamente por España (3.25), Alemania (4.00) y Holanda (8.00). Según Willian Hill, estas tres son las únicas mejores que Inglaterra entre las 16 selecciones participantes en la Eurocopa 2012. La victoria final de los Pross cotiza a 9.00 unidades, y, por lo tanto, se queda fuera del podium de favoritas pero se le atribuyen muchas opciones de dar la sorpresa este verano en Ucrania y Polonia.

Analizar a Inglaterra actualmente sería jugar con el destino puesto que se trata de un barco sin patrón. El rostro de los Pross en la Eurocopa 2012 dependerá mucho de quien sea el nuevo inquilino del banquillo. Y de ello también dependerán las ilusiones con las que se afronte el torneo. De hecho, el cambio de seleccionador no tiene por qué se negativo para la selección inglesa. Un cambio de aires en el banquillo puede redoblar las ilusiones en un proyecto que parecía marchito con Fabio Capello y viciado tras el desilusionante papel en el Mundial 2012. La llegada de un nuevo entrenador a los Pross, por lo tanto, puede convertirse en un empujón para una selección que cuenta con jugadores de primer nivel y que militan en la mejor liga del mundo.

Harry Redknapp es el gran favorito para ocupar el banquillo inglés, pero mientras no sea oficial no se puede analizar su figura como seleccionador, por lo tanto ahora mismo solo se puede hablar de los jugadores que tendrá a su disposición. Inglaterra cuenta con una plantilla de primer nivel, posiblemente una de las mejores que ha reunido durante las últimas décadas, aunque se encuentra a caballo entre dos generaciones. Capello se atascó realizando el relevo generacional y en la selección inglesa todavía quedan algunas rémoras del pasado que se resisten a dejar paso a los prometedores talentos que ha producido el fútbol inglés en los últimos años.

Donde no hay problemas para el relevo generacional es en la portería. Tras el Mundial 2012 Joe Hart se calzó los guantes de portero titular de los Pross y no los ha soltado. Es más, parece que no los soltará en mucho tiempo. El guardameta del Manchester City es una opción muy segura bajo palos. Cuenta con reflejos felinos y un futuro ilusionante por delante. La defensa parece invariable. John Terry, el origen de la dimisión de Capello, es un totem en el centro de la zaga, y estará acompañado por el también jugador del Chelsea Gary Cahill, quien es uno de los mejores centrales que hay actualmente en el fútbol británico, por no decir el mejor. En los laterales, Glen Johnson representa la ofensividad y el talento, mientras que Ashley Cole es la experiencia.

El centro del campo es la línea que más variables presente. Lampard, Gerrard y Barry apuran sus últimos años como profesionales y afrontan el que podría ser su último gran torneo a nivel internacional. Milner aporta el trabajo y el esfuerzo, mientras que Downing, Henderson y Ashley Young ponen su talento al servicio de Inglaterra. Sin embargo, el nombre propio de la medular es Jack Wilshere. El centrocampista representa el futuro del fútbol inglés. Todo pasa por sus pies y es quien ilusiona al país. Esta temporada ha estado lesionado casi todo el año, por lo que llegará fresco a la Eurocopa 2012.

En ataque es donde más dudas se presentan. Wayne Rooney, estrella indiscutible del equipo, estará ausente en los dos primeros partidos por sanción. Andy Carroll no termina de explotar en el Liverpool, mientras que Jermaine Defoe está en el ocaso de su carrera. Bent, Welbeck, y Sturridge son las opciones más fiables por lo visto durante la temporada en Premier League. Así pues, Inglaterra es una incógnita y, por eso mismo, una seria candidata a dar la sorpresa en la Eurocopa 2012.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter