Las apuestas a la final de la Eurocopa 2012 (1 de 2)

España-Alemania es la final favorita según las cuotas

Alemania contra España. Foto: lainformacion.com
Alemania contra España. Foto: lainformacion.com

Se acerca la Eurocopa. Aunque se anhela su comienzo, realmente se mira al último día. El último partido pesa más que el inaugural. Todas las selecciones quieren ir sobreviviendo por ese campo de minas que a veces cumple con las expectativas y otras sorprende. El partido deseado para dar a conocer el ganador de la edición de 2012 reuniría a España y Alemania (9.00). Volverían a enfrentarse los dos finalistas de 2008, aunque los segundos ahora querrían hacer efectiva su venganza y arrebatarle el trofeo al conjunto de Vicente del Bosque. Parece indiscutible, a priori, que ambas selecciones se sitúan entre las candidatas a conseguir la ansiada Copa. Sin embargo, no estarán solas ya que les sigue de cerca el cuadro holandés que acechará haciendo ver que su mala racha de finales mundialistas no se traslada a la Eurocopa. Se podría pensar que los apostantes querrían repetir la final de Sudáfrica en Polonia y Ucrania, lo cierto es que las cuotas ven más factible un último encuentro entre Alemania y Holanda (11.00) antes que uno entre España y Holanda (13.00).

En las diez finales más probables, España aparece en seis ocasiones. A las dos ya mencionadas se le unen otras parejas como Italia (15.00), Inglaterra (21.00), Francia (26.00) y Portugal (34.00). Las restantes tienen como fáctor común a Alemania enfrentada a Inglaterra (29.00), Francia (29.00) y Portugal (34.00). Aunque ingleses y franceses están en pleno proceso de renovación y de fijar un rumbo para no volver a cometer los errores del pasado reciente, siguen estando a la cabeza de la selecciones con opciones a luchar por la Eurocopa. 

Echando un vistazo a las últimas ediciones y a la posibilidad de que pueda repetirse el partido de clausura, las cuotas se elevan de valor. La sorpresa griega en 2004 ante Portugal (601.00) no parece que tenga demasiadas opciones de producirse por mucho que Cristiano Ronaldo haya firmado una temporada con una suculenta tasa goleadora o que los griegos pretendan dar una alegría a su país tras los problemas políticos y económicos que está sufriendo. Franceses e italianos (101.00) lucharon en 2000 por ser los reyes de Europa en un duelo igualado que tuvo que decidirse favorablemente para los primeros en la tanda de penaltis. La República Checa  en 1996 y Checoslovaquia en 1976 tuvo un mismo finalista a quien batirse: Alemania. Un nuevo cruce entre ambos (126.00) significaría desempatar el duelo particular entre ambos.

La edición de 1992 sorprendió a todos los aficionados cuando Dinamarca, sin haber podido hacer pretemporada y acudir para suplir a Yugoslavia, escribió con mayúsculas su nombre en la historia de las Eurocopas al ganar aquel año ante los alemanes. De hecho, de las posibles rivales en la final, Alemania es la que presenta unas cuotas más bajas (126.00) para que se produzca. Seguramente los daneses verán con buenos ojos la repetición de ese choque que significaría rememorar sus años gloriosos en el fútbol internacional.

Rusia se postula como otra de las potencias poderosas cuyo currículum los define como un contrincante complicado de ganar. En 1988 se quedó a las puertas de conseguir su premio de no ser por los goles de Gullit y van Basten. Ahora van Persie y Huntelaar son los máximos goleadores en sus respectivos equipos y ligas. Una final entre ambos (67.00) se postula entre las mejores posicionadas según las cuotas de William Hill de todos los rivales de Rusia en la Final.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter