Turquía parte como favorita para albergar la fase final de la EURO 2020

Estambul es su gran baza, aportando tres estadios con capacidad para más de 50.000 espectadores y habilitados con las últimas tecnologías.

Estadio Şükrü Saracoğlu
Estadio Şükrü Saracoğlu

Estambul es una ciudad en auge, no solo económicamente hablando. Es la gran favorita para la UEFA para albergar la fase final de la Eurocopa 2020. La capital de Turquía parte con ventaja para el máximo estamento del fútbol europeo, al contar con tres estadios ultra modernos con capacidad para más de 50.000 espectadores y que tienen la máxima distinción de calidad de la FIFA, categoría 4= Elite Stadium.

Michel Platini, presidente de la UEFA, considera a Turquía como la gran favorita para albergar la semifinal y la final del torneo de 2020. Para el máximo mandatario, la capital del país sigue con mucha pasión el fútbol, ya que cuenta con tres grandes clubes, Galatasaray, Fenerbahçe y Besiktas, y todos ellos disponen además de unas excelentes instalaciones.

El primero de los estadios y uno de los que más gusta a Platini sería el Sukru Saracoglu, situado en el barrio asiático de Kadikoy y cuenta con una capacidad de 50.530 espectadores. Sufrió un espectacular cambio en 2006, cuando se invirtieron más de 80 millones de euros en su remodelación. Actualmente es la sede del Fenerbahçe. La temporada pasada tuvo un promedio de asistencia de más de 40.000 asistentes por partido.

También es del agrado de la UEFA el estadio del Galatasaray, una mega construcción al alcance de muy pocos clubes europeos. El conjunto otomano ha invertido más de 130 millones de euros en el Turk Telekom Arena, campo con capacidad para 52.650 espectadores. La obra fue inaugurada hace dos años y medio, lo que le convierte en uno de los estadios más modernos del fútbol europeo. Situado en el barrio de Seyrantepe, la campaña pasada consiguió batir su récord de asistencias con 47.200 seguidores por partido.

Estambul contaría con una tercar opción, el Estadio Olímpico de Atatürk, construido en un antiguo vertedero a las afueras de la ciudad y que cuenta con una capacidad para albergar 76.000 espectadores. Fue construido para los JJOO de 2008 y costó 120 millones de euros. No pertenece a ningún club, ya que es propiedad del Estado.

Por si esas tres opciones fueran pocas, la ciudad de Turquía también puede aportar un cuarto y ultra moderno estadio, el Besiktas Inonu Stadium, propiedad del Besiktas y que se encuentra en el corazón de Estambul. Recientemente reformado con una inversión de 80 millones de euros, tiene capacidad para 43.000 espectadores.

Estas son las cartas que pone sobre la mesa Turquía para conseguir hacerse con la fase final de la EURO 2020, siendo una de las grandes favoritas para la UEFA y convirtiéndose en una peligrosa rival para el resto de candidatas.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter