Alemania, la alternativa a España en la Eurocopa 2012

Es la segunda favorita según las casas de apuestas

Ozil con Alemania. Foto: lainformacion.com
Ozil con Alemania. Foto: lainformacion.com

Alemania ha sido sinónimo de victoria en el mundo del fútbol. "El fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y siempre gana Alemania", aseguraba entre broma y realidad el mítico Gary Lineker. No le faltaba razón al ex futbolista inglés. Desde tiempos pretéritos, los germanos han tenido un exigente idilio con el triunfo, acostumbrándose a levantar trofeos, como así lo acreditan sus tres Mundiales (1954, 1974 y 1990) y sus tres Eurocopas (1972, 1980 y 1996). La Mannschaft es el paradigma del axioma que afirma que una selección es el reflejo de su propio país. La selección alemana siempre se ha caracterizado por un carácter competitivo inquebrantable, una capacidad de esfuerzo sobrehumana y una fe en sí mismos tangente al orgullo patriótico. Siempre representado la fuerza del bloque, por encima de las individualidades.

Ese fue la herencia que recogió Joachim Low cuando asumió el banquillo de la selección alemana. Un modelo exitoso, pero también vetusto. Alemania no dominaba como antaño y Low encontró el fallo. El país había evolucionado, abierto sus puertas a la mano de obra extranjera. Su fútbol, por el contrario, se había estancado. Fue entonces cuando Low decidió romper con el pasado para construir la nueva Mannschaft. Una selección alemana mestiza, reflejo de la realidad que atraviesa el país. Respetando el libro de estilo del pasado, pero mirando al futuro. Aderezando esa genética ganadora de los alemanes con sangre extranjera procedente de la numerosa inmigración que ha llegado al país durante las últimas décadas.

Esa ha sido la clave en la transformación que ha sufrido la Mannschaft desde la Eurocopa del 2008 hasta ahora, y que le ha convertido en la alternativa más sólida a ocupar el trono de España en la Eurocopa 2012, que tendrá lugar en Ucrania y Polonia a partir del próximo 8 de junio, y cuya victoria cotiza en William Hill a 4.00. La 'nueva Alemania' nació el mismo día en el que perdió la final de la Euro 2008 frente a España. Low entendió que la Roja era el modelo a imitar. Apostar por un fútbol coral, imponiendo la calidad a la fuerza. Más fino, menos tosco. Desde ese momento, Alemania no ha parado de crecer. Arrolló en la fase de clasificación para el Mundial del 2010 y sorprendió en Sudáfrica con su descarado estilo de juego, con una selección plagada de nuevos talentos y renunciando a viejas glorias como Michael Ballack. Esa ruptura con el pasado dibujó un futuro prometedor para la Mannschaft.

El Mundial del 2010 fue su carta de presentación. En la fase de clasificación para la Eurocopa 2012 esa dinámica se ha confirmado e incluso mejorado. Alemania ha ganado todos sus partidos en el grupo A y es la selección que se encuentra en mejor estado de forma. A la base sólida que conquistó a los aficionados en Sudáfrica, Joachim Low ha sabido sumarle jóvenes promesas que han aparecido en la Bundesliga durante las últimas temporadas, permitiéndoles madurar enfundándose la camiseta de la Mannschaft en partidos menos trascendentes, pero incrustándoles en la dinámica ganadora del equipo para convertirles, en definitiva, en un miembro más de la selección.

En la Eurocopa 2012, Alemania contará con un portero de garantías. Manuel Neuer tuvo una rápida progresión en el Schalke 04 y se ha confirmado en el Bayern de Munich, hasta erigirse como el portero de Alemania conjugado en presente y en futuro. La línea defensiva mezcla distintas generaciones del fútbol germano. Philipp Lahm representa la experiencia. Él es el líder de la Mannschaft y también de una zaga todavía imberbe en la que destaca la ilusionante irrupción de Mats Hummels. Benedikt Howedes, Marcel Schmelzer, Holger Badstuber o Jérome Boateng son otros nombres de esta línea defensiva con una media de edad que no supera los 25 años.

El centro del campo es el sello de identidad de la Alemania de Joachim Low, la zona en la que más cambios se han producido. Rompiendo con el habitual fútbol aguerrido, Alemania reúne jugadores de calidad, que priman el juego de toque sobre la batalla. Mesut Ozil es el abanderado de este estilo y junto a él crecen jugadores como Mario Götze, André Schurrle, Toni Kroos y Marco Reus, el último en sumarse a la constelación de estrellas alemanas gracias a su sensacional papel con el Borussia Mönchengladbach en la Bundesliga. Las bandas son propiedad de dos atacantes afilados como Thomas Müller y Lukas Podolski, centrocampistas sobre el papel, pero delanteros en espíritu.

Por último, la línea de ataque es la que menos variaciones ha sufrido respecto al habitual estilo alemán, y eso que los dos máximos exponentes son productos exportados del extranjero. Miroslav Klose, nacido en Polonia, sobrevive en la Mannschaft pese a su edad y devuelve esa confianza con goles. Sin embargo, la gran referencia ofensiva de Alemania en la Eurocopa 2012 será un matador con sangre española, Mario Gómez. El Tor-ero ha superado sus problemas de confianza y se ha convertido en un delantero letal que rompe todos los registros goleadores en el Bayern de Munich. La Euro 2012 será su oportunidad para reivindicarse y brillar por fin en un gran torneo con la Mannchaft. Esas serán los principales argumentos de Alemania para asaltar el trono de España y culminar así la innovadora obra de Joachim Low.

También te puede interesar:

LAS CUOTAS AL CAMPEÓN DE LA EUROCOPA 2012

ESPAÑA, LA GRAN FAVORITA A LA EUROCOPA 2012

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter